Ayuda en el Domicilio, dos visiones de un mismo proyecto

Ayuda en el Domicilio, dos visiones de un mismo proyecto

En esta edición de Fulles de Roure hemos querido entrevistar a Salut, coordinadora del proyecto de Ayuda en el Domicilio, y recoger el testimonio de una usuaria, Antonia, para valorar los diferentes puntos de vista de un mismo proyecto.

Salut Camps, responsable del Área de Personas Mayores

Salut como responsable del Área de Personas mayores en la Fundació Roure se encarga de coordinar los proyectos dedicados al apoyo de las personas de la 3a edad, entre ellos el proyecto de Ayuda en Domicilios.

Los objetivos principales de este proyecto son la atención a las personas mayores que necesitan servicios de limpieza y acompañamiento en la compra. Además, el proyecto también es un recurso de inserción laboral para las auxiliares de limpieza a quienes se ayuda con un acompañamiento continuo en distintas áreas (socio-económica, de salud, de habitaje, etc.)

Las trabajadoras sociales de los servicios sociales son las encargadas de enviar los casos de la mayor parte de las personas que necesitan este servicio. Sin embargo, en muchas ocasiones es gracias al boca-oreja de los mismos usuarios que nos llegan algunos casos. Son ellos mismos que animan a vecinos, amigos y familiares a contratar el servicio. Actualmente los barrios en los que ofrecemos servicio son: Ciutat Vella, Eixample, Sarrià, Sants, Les Corts, Horta-Guinardó. Y las tarifas se acuerdan directamente con los usuarios después de una charla en confianza para conocer ingresos y gastos, y poder calcular aquello que pueden pagar.

Pero, no todo son clientes sociales, actualmente hay una nueva línea de servicio en pisos turísticos y parkings, gracias a la que se puede dar trabajo a más mujeres y conseguir más ingresos a precio de mercado. Este año se ha empezado a trabajar con Dinamica Distribuciones con la limpieza de sus oficinas.

Los retos para este 2019 que se plantean para el proyecto Ayuda en Domicilios son seguir creciendo y poder atender a más personas que lo necesiten, y también poder prestar servicio a empresas para sufragar la deficiencia económica de los casos sociales y ofrecer más sitios de trabajo a personas que lo necesitan.

El testimonio de Antonia

Antonia hace más de 8 años que es usuaria del servicio de Ayuda en Domicilio, es una vecina del barrio y este año cumple 88 años. Varias chicas han ido a su casa a hacer el servicio de limpieza dentro del proyecto, una vez cada 15 días.  Actualmente Cristina es la auxiliar que la atiende, y cuando va, Antonia la ayuda a limpiar las sillas, sentada y pasan un rato hablando sobre cosas de sus vidas.

Antonia es una persona perfeccionista y le gustan las cosas bien hechas, además es una gran lectora, leer le va muy bien para pasar algunos ratos. Como vive en un edificio del Casc Antic, aunque su piso sea un segundo, el hecho de subir y bajar escaleras de supone un gran esfuerzo, por eso le cuesta mucho salir de casa. Normalmente sale los viernes con su hermana para dar una vuelta.

Según las palabras de Antonia “sin Cristina, no podría hacer nada en casa, significa mucho para mi que venga a ayudarme y estoy muy agradecida”. Además, gracias al convenio que mantiene la Fundació Roure con Amics de la Gent Gran, Antonia recibe cada semana la visita de uno de sus voluntarios con quien comparte ratos y tertulias. Tanto es así que estas Navidades le regaló unas entradas para ir al teatro juntos.